lunes, 19 de diciembre de 2011

A CUESTAS


Los nadies cuestan menos que la bala que los mata
Eduardo Galeano
Hoy amanecí con una gran melancolía a cuestas,
Todos somos desechables,
Nada importa cuando sólo buscamos sobrevivir.
El peso del insomnio ha dejado estragos en mi mente
Las ideas se quedaron recargadas sobre paredes descarapeladas
Las paredes oyen y callan
Por eso son casi eternas, son discretas y rara vez revelan algún secreto

Hay un olor a encierro en toda la frontera
El ánimo arrastra los pies y desgasta las avenidas
Las madrugadas son cálidas    silenciosas  y  pegajosas
De un tiempo para acá mi certeza se embriaga y se queda todo el día en el catre
una costra de tristeza me pica la espalda
una mancha de olvido me ensucia las manos
una sombra se ha mudado a mi casa
Esa sombra emana algo que huele a calles de otra tierra
Hay algo en la ciudad que no me gusta
Es algo que no deja de dolerme
algo que se está volviendo cotidiano
La mañana es gris        me lavo la cara
y varios recuerdos se van por el lavabo
escondo los colores primarios
                   los olores terciarios
                        mis eras cuaternarias
En este momento no puedo presumir de confianza ni de coherencia
En un rincón de la patria la realidad se anuda y desanuda
el hilo gris de una metafórica  telaraña
Un viejo me cuenta de cómo era antes Laredo

II
Hay una gota de sol en el cristal
Se fragmentan los colores y se van destiñendo los recuerdos
se espantan las tardes     inmovilidad del sol
                                         es siempre de mañana

Un sueño
Una abeja galopa a contraviento
Mi cuarto pintado en colores pastel
Olivia posa desnuda para el amor
Su sexo sabe a sal y amor
Juegos pirotécnicos a cada orgasmo iluminaban las noches
                                         Las mañanas eran mejor así
II.I
Hay un cerco de cirios en mi entierro
                                         Hoy desperté con una resaca de olvidos
                                         Me revienta la cabeza
Los edificios se esconden tras sus ventanas
Hace varios adioses que siento mucho frío
Ahora entiendo la intención de sus palabras
                                          Por eso se fue
                                          Mis palabras   recuerdos  y sueños  siguen en fuga
                                          Parece que se fueron para el otro lado
Hoy me desperté a mitad de mi vida
y creo que es el mejor momento de saldar cuentas
La frontera se empieza a vengar de mí
                                                         De todo lo que la he despreciado
Mido mi historia en vueltas de tuerca
Tres vueltas a la tuerca para apretar
la distancia que me separan de Olivia

Vuelvo a lo real
Dos vueltas por el desconcierto por la balacera de ayer
                                                        están matando lentamente a la frontera
                                                        mi frontera  que se ha vuelto entrañable
Cientos de personas se han ido de la ciudad
Tres vueltas para aflojar el desconcierto
Me he vuelto cobarde         eso equivale a doscientas  vueltas
me resigno

Sin darme cuenta en mi vida
he dejado flojas muchas cosas

Por eso siempre
me quedo esperando

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada